ENTREVISTA A ROBERTO AUSSEL. Abril 2013.
“La guitarra es un pequeño cuarteto de cuerda, y con ella podemos trabajar como directores de una pequeña orquesta ”

 

Periodista: Alicia García Núñez

Tradición, contemporaneidad y sabiduría se dan cita en tan solo una imagen: Roberto Aussel enseñando cómo adquirir seguridad a un joven que parece americano, viste bermudas, zapatillas, lleva barba, la cabeza rapada, varios tatuajes y no aparenta tener más de 23 años. La escena se desarrolla en el Claustro de Alicante, sede de las clases del Máster de Guitarra.

El guitarrista argentino lleva desde los seis años dedicándose a la música de cuerda, y en su carrera ha pasado por los mejores escenarios de ciudades de Europa, América Latina, Japón, China o Estados Unidos. Es profesor titular de la Hochschule fur Musik Koln en Alemania desde 1995 y director de colección de la casa editorial Henry Lemonie en París. Dedica esfuerzo y dedicación también a la música contemporánea y ha formado parte del Ensemble Intercontemporain (Atelier Hans Zender) y del grupo Atelier Echange. En 1999 se integran en el Atelier de Recherche de Creation et d’Enseignement de la Musique Actuelle (ARCEMA). Entre otros datos, ha sido premiado con los primeros puestos de concursos como Radio France (París), Alirio Díaz (Venezuela), Porto Alegre (Brasil).

Colabora además con diferentes compositores de manera activa, como puedan ser Astor Piazzola, Marius Constant, Francis Kleynjans, Francis Schwartz o José Luis Campan. Pero en todo ello ahondamos con él en una charla distendida en la plaza Santa Faz de Alicante, un mediodía de un mes de abril.

Entrevistadora: Empezó muy joven en esto de la guitarra, tenía muy claro que quería dedicarse a ella. ¿Cómo lo descubre?

Roberto Aussel: Será porque en casa se escuchaba música de cuerda como la de Atahualpa Yupanki o la de diferentes conjuntos de música folklórica que le pedí a mis padres que me llevaran a estudiar ese instrumento, la guitarra.

Ya que estamos en Alicante, disfrutando de sus calles, cuéntenos, ¿había estado en la ciudad anteriormente y por estos motivos?

Así es, estuve dos veces, vine a participar en un festival y también a dar una máster class, invitado por mi amigo Ignacio Rodes, guitarrista y docente. He notado su desarrollo en todos los sentidos, sus cambios, y es un honor volver a Alicante con motivo del prestigioso Máster de Guitarra.

Hablemos del máster: ¿cómo ve a sus alumnos? ¿Qué se siente en una clase?

Los alumnos son unos apasionados del instrumento, vienen de lejos, quieren estudiar, se prepararan para concursos, es un ambiente muy agradable, al trabajar con estos chicos tan interesados el trabajo es profundo, se trabaja sobre la parte técnica y la interpretativa.

¿Y qué es lo que puede ofrecerles Roberto Aussel, con su dilatada experiencia y conocimiento, a estos alumnos en su aprendizaje?

Lo que yo siento es que ellos ponen el alma para aprender, como ahora estamos dando el repertorio latinoamericano muchas obras vienen de raíces folklórica y eso hace que se profundice en el campo, en los compositores, en las ideas y en identificar cuál fue la fuente. Y eso a los alumnos les hace ir cada vez más lejos en cuanto a la parte técnica y de interpretación. Son pequeños datos que hacen un camino después, que los hacen progresar.

Para alguien que dedica su vida como usted, éste camino, el de la música, el del aprendizaje de la guitarra, no terminará nunca, ¿no es así?

Nunca, no termina nunca, porque las posibilidades son infinitas. Uno trata de buscar la perfección, pero como la perfección no existe y se puede hacer siempre cosas mejores… Lo que es interesante es que este instrumento es muy abierto, no es un solo instrumento, sino que la guitarra es un pequeño cuarteto de cuerda, tiene los registros de la viola, del violín, del chelo… Con una pieza para guitarra sola se puede trabajar como si fuera el director de cuatro instrumentos. Es realmente completo, por eso la idea del Máster en Alicante es fascinante, el hecho de que se valore la guitarra.

Respecto a su trayectoria, Piazzola o Constant, entre muchos otros, le han escrito obras que luego ha interpretado.

Sobre todo me interesa mucho trabajar desde el principio con el compositor: desde pedirle una obra, asistir al hecho de la composición, discutir con él sobre las técnicas, lo que es posible o no, y al final ver la obra nacer. Eso es muy importante, porque nacen nuevas técnicas, registros. La guitarra es un instrumento que tiene tantas posibilidades en cuanto a la sonoridad, los matices, el timbre, que en mi vida una de las cosas más importantes como músico es entrar en contacto con el compositor y ver cómo la obra va creciendo hasta que se lleva al público.

También existe entonces la relación con el creador del instrumento.

Es importante que el guitarrista establezca un diálogo con el guitarrero sobre la parte acústica para poder sacarle diferentes tipos de sonido, el hecho de haberle preguntado a José Luis Romanillos, por ejemplo, algunas cosas sobre el instrumento me hace conocer la guitarra y a la vez hacérsela comprender a los alumnos. También el mundo de la construcción de guitarras es infinito y cada lutier tiene su sello.

CV

Nació en  La Plata (Argentina).

Comienza el estudio de la guitarra los seis años. Su encuentro con el  Maestro Jorge Martínez Zarate en el Conservatorio Juan José Castro de Buenos Aires es un paso importante en su vida musical. Aborda entonces los estudios de guitarra contemporánea y se prepara para acceder a la escena internacional.

De 1972 a 1976 su talento es reconocido por los primeros premios de los más prestigiosos concursos mundiales: Concurso internacional de guitarra de Radio France en Paris en 1975, Porto Alegre (Brasil) en 1975 y Alirio Díaz en Caracas (Venezuela) en 1976.

Roberto Aussel emprende una importante carrera artística, su notoriedad como concertista internacional no deja de suscitar el interés de los mejores músicos, así como del público habitual de la guitarra.

Realiza regularmente recitales en numerosas ciudades de Europa, América Latina, Japón, China y Estados Unidos. Ha tocado con: l’orchestre philarmonique de Radio France, l’orchestre Colonne de Paris, l’orchestre national de Lyon, la orquesta de la BBC de Londres, la Filarmónica de Buenos Aires…

Dedica una gran parte de sus actividades a la música contemporánea. Forma parte en 1979 de l’ensemble intercontemporain (Atelier Hans Zender) y del grupo Atelier Echange en 1982 y 1983. En 1999 integra l’Atelier de Recherche de Creation et d’Enseignement  de la Musique Actuelle (ARCEMA).

Colabora con varios compositores  siendo numerosos los que han escrito para él. Entre ellos figuran Marius Constant, Marlos Nobre, François Rossé,  Norbert Leclerc, José Luis Campana, Francis Schwartz, Juan María Solare, Francis Kleynjans, Bob Wander, Carlos Grätzer, Edmundo Vasquez, Pascale Jakubowski. En 1981, Astor Piazzolla escribe para él sus cinco primeras obras para guitarra clásica “Cinco Piezas” que él interpretó ese mismo año en Paris, en la Unesco.

Desde 1994 es profesor titular en la Musikhochschule de Colonia en Alemania. Dirige una colección de música para guitarra con el editor Henry Lemoine.

En 1999, la Fundación Konex de Buenos Aires (Argentina) le otorga el prestigioso premio « PRIX KONEX DE PLATINE », que le reconoce por la labor realizada durante los últimos diez años.

Roberto Aussel asume desde el año 2005 la dirección artística de “La semaine Internationale de la guitare” de la ciudad de Nantes en Francia.

Su última grabación bajo el sello discográfico “AEON” salió en mayo de 2008. Es un homenaje al ilustre guitarrista y poeta argentino Atahualpa Yupanqui.